¿Cómo hacer un pollo frito crujiente, dorado y sobre todo riquísimo? Muy fácil. No hay nada como un buen pollo frito, ese exterior crujiente y un interior jugoso,y tierno es un perfecto matrimonio en la comida. El pollo frito puede parecer complicado, problemático y que no vale la pena hacer el esfuerzo en casa. ¡Créenos que, sin embargo, vale la pena y no es tan difícil!

Para hacer un pollo frito crujiente, perfecto a igual al de la comida rápida en la que estás pensando, necesitarás mezclar ingredientes y cocinarlo de una manera especial. ¡Calma, no es nada que no puedas hacer en casa! Si te estás preguntando en dónde está el secreto si los ingredientes son muy comunes, pues está en la manera de preparar el pollo, mejor dicho, en freírlo.

El pollo frito es una de esas recetas clásicas que puede que se le den bien a cualquiera. Pero, ¿quieres conocer algunos tip y secretos que harían que el próximo que prepares sepa mejor que nunca? En este caso te proponemos algunos consejos fáciles para hacer el mejor pollo frito que jamás hayas probado. ¿Te animas a aplicarlos en tu cocina?

+ Te recomendamos: Gyro de pollo con salsa de yogur

El secreto para el pollo frito con esa cubierta crujiente que a todos nos encanta.

1/ Tamaños iguales

Para asegurarte de que todo se cocine de manera uniforme, debes cerciorarte de que trabajas con piezas que sean del mismo tamaño. Si usas pechugas de pollo, córtalas a la mitad o incluso a tercios para emparejar todo. Si lo que más quieres es disfrutar de parte crujiente, entonces fíjate de tener las partes iguales y que no sean ni tan grandes ni tan pequeños, para combinar lo suave y crujiente del pollo.

VER  7 recetas de sopas y cremas para disfrutar a cualquier hora del día

2/ No comiences con un pollo frío

Has esto, si al menos te gusta la piel empapada o el pollo cocido de manera desigual, no lo saques del refrigerador inmediatamente antes de cocinarlo. Cocinar pollo puede parecer algo fácil cuando tienes poco tiempo para preparar tu comida. Sin embargo, debes tomar en cuenta que existen algunos riesgos al manipular esta carne, es mejor dejarlo reposar a temperatura ambiente, aproximadamente 20 a 30 minutos antes de freírlo.

+ Ver: Pollo con salsa de aceite de oliva

Pollo empanizado con hierbas, servido con mazorca de maíz.

3/ Técnica ¡Salmuera, salmuera!

Te has de estar preguntando ¿Qué es la salmuera?, esta técnica es la que todo chef usa para un pollo jugoso y delicioso. La salmuera es una preparación super fácil donde dejarás marinando el pollo por un par de horas o toda la noche; está compuesta de sal y agua, pero aparte de esos dos ingredientes te recomendamos usar vodka, entonces seria: 100 gramos de sal por cada litro de agua y 6 cucharaditas de vodka. Esto ayudará a obtener una corteza crujiente adicional.

4/ Seca tu pollo

Independientemente de cómo esté, si está con salmuera o no, es importante asegurarse de que tu pollo no esté empapado cuando se comience a freír. Sécalo de antemano con una toalla de papel para obtener una capa de harina perfectamente uniforme. Y te podemos asegurar que tendrás un pollo jugoso y suculento por dentro mientras que es extraordinariamente crujiente por fuera, ¡para morirse!

¡Amamos el pollo frito y con estos tips el resultado será fenomenal!

5/ Usa la cantidad correcta de harina sazonada

Claro, la harina es ideal para ese recubrimiento crujiente, ¡pero también quieres que tenga buen sabor! Asegúrate de agregar sal y pimienta para comenzar, y luego cualquier otro condimento que te guste. ¿Quizás un poco de ajo en polvo y pimenta? Solo ten cuidado de no exagerar con los sazonadores, ya que te puede quedar muy salado y pasado, y al final ni sabrá a pollo si no a todos esos condimentos que le añadiste, y no queremos eso. Es tu pollo frito, ¡así que usa tus ingredientes favoritos! Luego, asegúrate de darle a tu pollo una capa liviana y uniforme sin que se pegue.

VER  Lo que debes conocer de la slow cooker

+ Mas recetas: Medallones crujientes de pollo

6/ Prueba otras harinas

Podemos usar harina de arroz para un exquisito pollo crujiente y dorado, o también, prueba la maicena en lugar de la harina para obtener una masa crujiente y escamosa. El objetivo es una capa crujiente y deliciosa, y hay muchos caminos que recorrer hacia ese destino.

7/ Freírlo dos veces

Fríe el pollo dos veces, una a fuego lento y luego a fuego alto. El calor bajo asegura carne tierna, y el calor alto la hace crujiente. Tan pronto como hayas dejado caer el pollo en la sartén, baja el fuego a medio para que el recubrimiento se dore sin quemarse; pero es importante obtener esa descarga de calor alto para que quede crujiente y luego temperaturas más bajas para cocinar la carne sin perder demasiada humedad. Entonces, aunque técnicamente es un paso adicional, puede valer la pena ¡te aseguramos que este tiempo será todo un éxito!

Pollo frito

El pollo frito puede ser en piezas, en tiras o cubos.

8/ ¡Pon ese aceite caliente!

Es importante calentar el aceite lo suficiente, asegúrate de tener un termómetro antes de comenzar. Usa un aceite neutro como el de canola o el aceite de palma, y asegúrate de que esté a unos 335 grados fahrenheit antes de comenzar. Si bien es importante usar aceite con un alto punto de humo, no tengas miedo de usar del aceite de canola o de palma, especialmente si has preparado pollo frito una o dos veces antes.

9/ Usa una sartén de hierro fundido

A menos que estés planeando hacer pollo frito todas las noches, no hay necesidad de derrochar una freidora cara y desordenada. Simplemente usa una sartén de hierro fundido con bordes altos: perfecta para conducir calor e incluso si aún no está en el fuego; no es costosa y dura para siempre. Y no olvides tapar tu olla para que el pollo se cocine de manera uniforme que esté crujiente por fuera y húmedo por dentro. Antes de comenzar a cocinar, asegúrate de tener una tapa a mano para que no esté corriendo la freidora.

VER  Los usos más útiles del bicarbonato de sodio ¡Conócelos aquí!

+ Leer: Tacos de pollo barbacoa al pastor

10/ Dejar enfriar sobre una rejilla

Algunos prefieren las toallas de papel para enfriar el pollo recién frito, pero eso puede atrapar el vapor y conducir a un exterior empapado. En cambio, para mantener todo crujiente, deja que el pollo repose sobre una rejilla para enfriar inmediatamente después de freír. No olvides hacer eso, ya que pudiste haber hecho bien los nueve pasos anteriores, pero si fallas en este punto, tu pollo no tendrá esa capa crujiente y dorada que queremos.

11/¿Con qué acompañar el pollo frito?

Cuando ya hayas elaborado los 10 pasos anteriores, podrás ver que tu pollo esta deli deli y crujiente, y que más para devorar esta exquisitez con unas fabulosas salsas como: salsa tártara o nuestra deliciosa salsa agridulce.  También puedes utilizar algo picante como la maravillosa salsa de jalapeño. Este pollo puede acompañarse con papas fritas, aros de cebolla y si deseas puedes servirlo con arroz y ensalada.

También te puede interesar

1 hora 4 porciones

Piernas de pollo yakitori Almuerzos, Cenas

Por Chef Carlos Espinal
16 min. 4 porciones

Sopa de tortilla exprés Almuerzos, Cenas

Por Chef Michelle Fugón Handal
20 min. 2 porciones

Chuleta de cerdo al vino blanco Almuerzos, Cenas

Por Chef Laura Morales

Deja un comentario

error: Content is protected !!