• Preparación 8 min.
  • Tiempo Total 10 min.
  • Rinde 1 porciones
  • Dificultad fácil

Descripción de la receta

La salsa sweet chili es muy común en compañía de platos como el pollo frito y los rollitos de primavera, o puedes usar el sweet chili como acompañante de muchos platos, entre ellos las albóndigas de carne, las alitas de pollo, el tofu e incluso se usa para acompañar pescados, mariscos, arroz, ensaladas… Ese sabor delicioso que conseguimos con una buena salsa picante es difícil de evitar, además, con unos ingredientes básicos vamos a crear algo maravilloso.

Esta es una salsa muy conocida en todo el mundo y que tiene un equilibrio perfecto entre dos sabores que pueden parecer incompatibles, pero esta deliciosa salsa ha demostrado que el dulce y el picante se complementan de maravilla. Su secreto está en la mezcla del sabor dulce con un toque ácido y picante, sin caer en lo agridulce, ya que el ácido no es tan intenso en esta salsa. Además del chile en hojuelas, lleva vinagre de arroz, fécula de maíz, azúcar y salsa soya. Estos son sus principales ingredientes, aunque como toda salsa, puede tener sus variaciones.

+ Acompáñala con: Rollos de primavera

Antes de preparar esta salsa queremos recomendarte que si no estás acostumbrado a un picante intenso, sustituyas el chile en hojuelas por un pimiento rojo normal y lo cortes finamente en cuadritos, ya que las hojuelas tienden a hacer más picante; de este modo, conseguirás el color típico del sweet chili, pero con un punto menos de picante.

Se trata de una salsa de sabor dulce con un toque ácido y ligeramente picante, es muy similar de salsa agridulce.

Sabías que…

Comer picante hace sudar, eso es un hecho. Puede resultar incómodo, pero la realidad es que la activación de la sudoración es precisamente lo más beneficioso que tiene el picante. Sudamos porque al ingerir picante aumenta la temperatura corporal y esto hace que aumente nuestro metabolismo y se quemen calorías más rápido. Sí, parece que comer salsas picantes te pueden ayudar a adelgazar.

VER  Sopa de capirotadas

Pero no nos olvidamos de algo: el estómago. Es lo que más miedo nos da, y se cree que el consumo de picante provoca úlceras y demás problemas en el aparato digestivo. El exceso sí, y si ya existe un problema, comer mucho picante lo que hará será agravarlo. Pero como amante del picante que eres, deja de temer; estudios afirman que el picante ayuda en la digestión. Y para acabar, el mejor beneficio de todos es que mejora el estado de ánimo.

+ Mas recetas: Cómo hacer salsa picante de maracuyá y salsa de tamarindo

Te invitamos a que sintonices el programa Buen Provecho con el chef Carlos Espinal. La cita es de lunes a viernes a las 9:00 AM por GO TV Honduras.

Ingredientes

  • ½ taza de vinagre de arroz
  • ¾ taza de agua
  • ½ taza de azúcar
  • 1 cucharada de salsa soya
  • ½ cucharada de chile en hojuelas
  • 4 cucharaditas de fécula de maíz
  • sal y pimienta al gusto

Paso a paso

  1. Mezclar todos los ingredientes en una olla profunda, colocar a fuego medio hasta romper hervor, salpimentar al gusto y dejar enfriar. Reservar en un envase de vidrio en la nevera y servir.

También te puede interesar

15 min. 1 porciones

Pupusas de quesillo y loroco Almuerzos, Cenas

Por Guadalupe Flores
20 min. 2 porciones

Baleada con huevo en torta Cenas, Desayunos

Por Chef Carlos Espinal
1 hora 20 min. 4 porciones

Sopa de gallina a las brasas con loroco Almuerzos

Por Chef Laura Morales

Deja un comentario

error: Content is protected !!