Más de alguna vez has ido por el lugar donde venden carnes y seguramente has notado la presencia de estas extrañas “patitas”, en los estantes. Quizá por su aspecto te han llenado de curiosidad, pero cuando te dicen que son patitas de pollo, desistes de la idea de comprarlas. Y si, su aspecto no es el mejor pero realmente esto forma parte del menú de muchos hogares hondureños, que se deleitan con el sabor de estas deliciosas patitas.

Además de su delicioso sabor, estas también ofrecen muchos beneficios al cuerpo humano. Es por eso, que en Buen Provecho te presentaremos algunos beneficios y tips para que incluyas este manjar en tu cocina.

­+Le recomendamos: Patitas de cerdo en sofrito

Una delicia que no puede faltar en tus comidas, aparte de los nutrientes de las patitas de pollo, son una buena opción para incluir en el menú.

Algunos beneficios de las patitas de pollo

Estas deliciosas “patitas de pollo”, son una fuente de cisteína, un imperante aminoácido que se encarga de adelgazar el moco de los pulmones. Esto ayuda a combatir enfermedades como gripe y resfrío, fortaleciendo el sistema respiratorio.

Además, las patas de pollo están compuestas por diversos minerales como el fosforo, calcio, silicio y azufre. Esto ayuda a combatir la artritis y dolor en las articulaciones. Al preparar tu caldo de pollo con patas de pollo, se genera un caloide hidrofílico. Esto ayuda a retener jugos digestivos, lo que mejora el funcionamiento intestinal y una buena digestión en el cuerpo.

+Le puede interesar: Piernas de pollo en salsa de mostaza miel al horno

VER  8 meriendas súper fáciles para preparar con los niños en casa

También, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico para que tu cuerpo sea más resistente ante los virus, cuida la piel y previene el envejecimiento, fortalece las uñas y el pelo, y además acelera su crecimiento, ayuda a la cicatrización de heridas y fortalece los huesos, haciéndolos más fuertes ante una quebradura o esguince.

Las patitas de pollo alivian el estrés, disminuye la presión arterial, fortalece las encías, estimula el metabolismo así que puede ser tu aliado para controlar el peso y aumenta la producción de glóbulos rojos. Según algunos estudios de universidades brasileñas, las gelatinas producidas por las patitas de pollo aportan hasta cuatro veces más colágeno que las gelatinas comerciales. Recuerda que el colágeno es excelente para fortalecer la piel y darles estructura a los huesos.

+Además: Piernas de pollo en salsa de mostaza miel al horno

Recuerda limpiarlas y lavarlas las veces que sea necesario para que tu comida este deliciosa y con un olor muy ameno al olfato.

Tips para limpiar bien las patitas

Sabemos que el olor de estas patitas es bastante fuerte, sin embargo, puedes poner en práctica algunos tips para quitar ese olor.

  1. Primero coloca las patas de pollo en una bandeja y cubre con agua; frota las piezas para retirar cualquier impureza.
  2. Luego seca las patas de pollo con papel de cocina, recuerda que al lavar el pollo con agua no ayudará a eliminar bacterias ya que esto sucedes solo cuando cocinas las patitas.
  3. Debes cortar las pesuñas a cada patita, hacerle como medio corte por el medio, rasparle bien que no tenga cuero ni plumas y luego ponerlas en un bold; realiza este procedimiento dos veces.
  4. Hay que lavarlas con harina sal y limón dejar cinco minutos el reposo por cada lavada.
VER  Timoshenko: la bebida de Doña Micaela

Puedes preparar estas deliciosas patitas de diferentes formas para llenar de nutrientes el sistema de los más chiquitos de la casa, también es una buena opción si lo que deseas es salir de la rutina. Recuerda que las patitas de pollo son el acompañante perfecto para todas tus comidas, por lo que puedes hacerlas en guiso, en salsa, con tajadas, con arroz, con papitas o incluso realizar un delicioso caldo de patitas de pollo. 

+Lea: Piernas de pollo al limón y cerveza

También te puede interesar

35 min. 6 porciones

Ensalada fría de pasta y granos Complementos

Por Chef Carlos Espinal
2 porciones
25 min. 6 porciones

Panqueques con tocino Desayunos

Por Chef Carlos Espinal

Deja un comentario