Estamos en una de las temporadas del año donde más delicioso se come, y la especialidad son las comidas bien elaboradas. En Noviembre se celebra el famoso Thanksgiving o Acción de Gracias, una tradición que se festeja principalmente en Estados Unidos y Canadá, pero que vale la pena replicarlo en Honduras por su valioso significado.

El platillo principal de ésta celebración es el pavo, un ave que a muchos les cuesta preparar y que puede ser un dilema para lograr un horneado perfecto. Pero a los amantes de la cocina nos encanta el pavo con la piel dorada y por supuesto, que su carne quede con un sabor exquisito.

En esta ocasión te comparto mis secretos para que puedas hacer un pavo perfecto en casa. Esto es lo que utilizo para que mi familia y mis comensales disfruten de un pavo bien horneado y tierno ¡manos a la obra!

1- El pavo debe de estar completamente descongelado

Antes de marinar el pavo, éste debe estar completamente descongelado

Siempre hay que tomar en cuenta la higiene y manipulación del pavo. A la hora de descongelar el ave lo recomendable es dejarlo en el refrigerador de 24 a 36 horas. Otra fórmula es dejarlo de 3 – 4 horas por cada libra.

+ Receta recomendada: Pavo relleno de carnes mixtas

Importante: siempre mantener el pavo en su bolsa hasta que esté listo para marinar.

2- Inyectar el pavo

Al inyectar el pavo lograrás un carne suave y jugosa.

La pechuga del pavo tiene fama de ser seca e insípida, pero esto se puede cambiar. Te sugiero inyectar el pavo con 1 taza de vino blanco antes de marinar. Lo ideal es usar un buen vino, no recomiendo usar vino de cocinar ya que su sabor es muy fuerte.

VER  Chef Nelly Handal: "las personas que ven mis recetas son mi inspiración"

3- Agregar grasa extra

La mantequilla amarilla es la preferida para abrillantar el pavo.

Nuevamente nos enfocamos en la pechuga del pavo ya que es la parte más grande y seca. Una buena idea es ponerle tocino sobre la pechuga, esto al momento de hornear, en este caso obtenemos algo de grasa sobre el pavo y le da un toque ahumado.

+ Receta recomendada: Pavo glaseado de azúcar

¡Mi secreto!

Para mi la mejor manera es mezclar margarina, mantequilla amarilla y hierbas secas, levantar la piel del pavo y embadurnar la mezcla dejándola entre la piel y la carne. A la hora de hornear la carne irá absorbiendo esta grasa poco a poco, de esta manera la carne quedará jugosa.

4- Tiempo de cocción

En el caso del pavo el tiempo de cocción es muy importante. Debemos de tomar en cuenta de 4 a 6 horas de cocción, todo depende del tamaño del pavo.

El pavo estará listo cuando alcance una temperatura interna de 165 ºF.

Es imposible decir que vas a hornear el pavo a 500 ºF para que esté más rápido, de esta manera solo lograrás obtener un pavo cocido por fuera y crudo por dentro.

Esto es lo que debes hacer…

Colocar el pavo en una bandeja para hornear, tapar con papel aluminio y hornear a 450 ºF por una hora, de esta manera logramos que selle por fuera. Las demás horas de hornear debes hacerlo a 400 ºF. El pavo estará listo cuando alcance los 165 ºF. Si no tienes termómetro calcula las horas e introduce un cuchillo en la pechuga, si sale un líquido rosa sabrás que aún le falta.

VER  Flan de café

+ Video recomendado: Paso a paso cómo hacer un pavo navideño

5- Piel dorada

Una vez que el pavo esté bien cocido, es momento de retirar el papel aluminio para dorarlo. El horno debe de estar a una temperatura de 550 ºF en este punto.

Puedes untar un glaseado a base de miel si gustas para darle un toque dulzón al pavo y que la piel quede brillante.

Te recomiendo:

Siempre hay que proteger la piel del pavo, si miras que se está secando mucho, te aconsejo que lo bañes con los mismos jugos del pavo.

¡Listo! Espero que estos consejos te funcionen para un pavo delicioso y celebrar las fiestas de fin de año.

 

También te puede interesar

1 h 30 min. 8 porciones

Gallina en pinol Almuerzos, Cenas

Por Buen Provecho
30 min. 6 porciones

Poleada Postres

Por David Moncada
1 h 30 min. 10 porciones

Coyoles en miel Postres, Snacks

Por Chef Lastenia de Pineda

Deja un comentario