Enclavada en el corazón de la exuberante gastronomía hondureña se encuentra la Candinga, un plato de orígenes africanos y criollos que ha resistido el paso del tiempo para convertirse en un símbolo de identidad cultural en la cocina catracha. Mayormente popular en los pueblos del norte de Honduras.

Esta delicia culinaria, que fusiona una variedad de menudos de cerdo como el hígado, corazón y riñón, es mucho más que un simple manjar; es un vínculo con la rica historia y herencia gastronómica de nuestro país cinco estrellas.

La Candinga se prepara con una variedad de ingredientes y condimentos locales.

+Vea: La cocina criolla un tesoro gastronómico de tradición y sabor

Orígenes históricos de La Candinga

Las raíces del platillo se sumergen en las profundidades de la historia colonial de Honduras, donde se entrelazan las tradiciones culinarias africanas con las influencias españolas. Se cree que las comunidades africanas que llegaron al país junto con los colonos españoles aportaron su rica herencia de sabores, ingredientes y técnicas culinarias, que se fusionaron con la cocina local, dando lugar a la creación de gran parte de la gastronomía hondureña que conocemos hoy en día.

Además, existe la fascinante posibilidad de que la Candinga haya surgido como resultado de la segmentación de ingredientes durante la época colonial. Mientras las partes más apetitosas de los animales eran reservadas para los nobles y capataces, las partes restantes eran aprovechadas por los trabajadores, quienes las combinaban con hierbas, especias y otros complementos tradicionales para crear este exquisito plato.

+Mira: 5 hierbas esenciales en la cocina para agregar sabor a la comida

Este platillo encierra en cada bocado siglos de tradición y el rico sabor que ha sido transmitido a lo largo de generaciones de familias hondureñas.

Preparación y popularidad

La preparación de la Candinga es toda una ceremonia culinaria. Las carnes se adoban con una cuidadosa mezcla de especias que incluyen sal, ajo, orégano y cilantro, antes de ser sofritas o asadas a la parrilla. Posteriormente, se mezclan con vegetales como tomate, chile verde y cebolla, creando una sinfonía de sabores que deleitan a todos los paladares hondureños y extranjeros.

VER  Video: Fruta preparada al estilo mexicano

Este plato tradicional no solo se reserva para ocasiones especiales, sino que también es protagonista en celebraciones y festividades hondureñas de tierra adentro, como fiestas patronales, celebraciones municipales y festivales. Es una manifestación de la riqueza cultural y culinaria del país, que une a las comunidades en torno a la mesa para disfrutar de sus sabores y aromas únicos.

Este platillo también es popular por combinar a la perfección con jugos naturales o jugos típicos.

+Aprende la receta aquí: Candinga o Chanfaina

Evolución y reconocimiento

Aunque esta receta ha perdurado a lo largo de los siglos, no ha permanecido inmutable. En la actualidad, muchos hondureños, restaurantes y chefs profesionales han reinterpretado esta receta tradicional, dotándola de un toque de innovación y estética, sin perder de vista sus raíces culturales. Este enfoque refleja la capacidad de la gastronomía hondureña para adaptarse y evolucionar, manteniendo viva su esencia ancestral.

La Candinga es más que un plato; es un símbolo de orgullo y un recordatorio de las antiguas historias y raíces criollas y africanas de Honduras. En cada bocado, se encuentra el legado de generaciones pasadas que nos llenan de orgullo y sabor.

+Te puede interesar: Tesoros hondureños: recetas de generación en generación

También te puede interesar

1h 25 min. 4 porciones
15 min. 4-6 porciones

Panqueques con manzanas caramelizadas Desayunos, Postres

Por Buen Provecho
30 min. 4 porciones

Ensalada de calamar y mango Almuerzos, Cenas

Por Chef Cristina Morataya