Un platillo ancestral con cultura y sabor. Aunque el tamal se disfruta durante todo el año, en diciembre es el protagonista de los hogares hondureños, con el transcurrir del tiempo las recetas han evolucionado y ahora es más fácil hacerlas en casa.

Al llegar las fiestas de Nochebuena y Fin de año y con ellas el platillo insignia de la gastronomía tradicional hondureña, el infaltable nacatamal. Como es costumbre en cada hogar hondureño, las familias se reúnen para disfrutar de este platillo elaborado a base de maíz y con una perfecta combinación de sabores en su relleno, sin duda un platillo heredado por las abuelas y que se comparten de generación en generación.

Origen del platillo

Pero, ¿qué es un tamal? Muchos lo comen, pero pocos conocen su historia y evolución. Tamal proviene de la palabra náhuatl tamalli que significa envuelto. Y aunque su origen es 100% indoamericano, nació hace muchos años como un alimento básico en la gastronomía de países latinoamericanos, y comida de tradición hondureña.

Tradición y sustento

La elaboración de los tamales es una actividad que reúne a la familia, sobre todo si se cocina en fogón tradicional. Los hombres llevan la leña y atizan el fuego, mientras las mujeres dirigidas por la abuela, arman el tamal. Desde ordenar las hojas de plátano, preparar la masa de maíz con manteca de cerdo y los demás ingredientes que le dan su sabor especial. Ya cuando sentimos ese inigualable olor a tamales hirviendo en la olla, sabemos que es hora de probar el primer tamal. Es el negocio que mantiene a muchas familias.

Tamal o nacatamal

Su origen fue en México y de ahí se expandió a otros países de Centroamérica, Panamá y Colombia. Los catrachos lo conocemos como tamal o nacatamal, y contamos con una amplia variedad no solo en su relleno, sino también en cómo preparar la masa del maíz. El nacatamal tradicional está compuesto por una masa bien sazonada con tomates, cebolla, chile verde, especias y manteca de cerdo, el original lleva de relleno la carne de cerdo en tajo o costilla, y en sus variedades se pueden hacer con carne de pollo.

VER  8 platillos hondureños que todo turista debe probar

También ver Tamal hondureño

 

Sus variaciones

Al relleno también se le agregan papas, chícharos, aceitunas y pasas, que crean una combinación entre dulce y salado. Se envuelven en hojas de plátano, pero hay otros tipos de tamales que se envuelven en tuzas de elote como las montucas y el ticuco. En Olancho existen los tamales de mumuja, que es el chicharrón molido. También están los de cambray, que son más pequeños con carne deshilachada o molida. Y por supuesto los tamales con frijoles molidos, los tamales de viaje con frijoles parados y los tamalitos a base de elote tierno. Honduras cuenta con una diversidad de tamales.

También te puede interesar

35 min. 4 porciones

Fundido de quesillo y chorizo Complementos, Entradas

Por Alberto Torres
6 h 30 min. 6 porciones

Rainbow cheesecake Postres

Por Chef Meggan Rubio
20 min. 5 porciones

Burritas de viaje Desayunos

Por Mami Luz y su Caldero

Deja un comentario