• Preparación 20 min.
  • Tiempo Total 1 hora
  • Rinde 5 porciones
  • Dificultad medio

Descripción de la receta

La torta de queso emerge como una de las recetas más antiguas dentro del mundo de los postres lácteos. A lo largo de los años, ha dado lugar a innumerables interpretaciones en diversas culturas. Dentro de las dos variantes de su preparación, ya sea enfriada o horneada, optaremos por la última en esta ocasión, brindando a tu postre una textura densa y esponjosa.

De este modo, la tarta de queso se erige como un postre perfecto para acompañar con una aromática taza de café o un reconfortante vaso de leche tibia. Su sabor distintivo a queso y su equilibrada dulzura resultan gratificantes al paladar sin resultar abrumadores. Si lo deseas, puedes elevar su perfil añadiendo una pizca de mermelada del sabor que más te apetezca en la parte superior.

+ Te puede interesar: Tarta de queso y frambuesa

El secreto para que los ingredientes se integren bien en la torta de queso, es rallar el queso antes de combinarlo.

Torta de queso

Se cree que la receta original de una torta de queso se creó por primera vez en la antigua Grecia, donde se preparaban los pasteles de queso con miel y harina. Posteriormente la receta llegó a mano de los romanos y poco a poco se fue expandiendo por todo el mundo.

Cada cultura tiene su propia versión de este delicioso postre, las más conocidas son la versión de Polonia donde se hace con harina y requesón; en Italia se prepara con ricota y mascarpone; en Japón se le denomina “Fuwa, fuwa” y es más parecida a un biscocho que a un pastel.

Por otro lado, en nuestra receta no necesitaremos otros tipos de quesos, más que el tradicional que puedes encontrar en cualquier tienda o supermercado de Honduras, anímate a preparar esta receta que solo se tardará una hora en estar lista.

VER  Granola casera

+ Mira: Pastel de queso con coco

Ingredientes

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • Pizca de sal
  • 4 huevos
  • 1 taza de azúcar
  • 1 taza de leche
  • 1/2 taza de mantequilla derretida
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 2 tazas de queso rallado

Paso a paso

  1. Precalentar el horno a 350°F y engrasar un molde para pastel.
  2. En un tazón grande, mezclar la harina, el polvo de hornear y la pizca de sal.
  3. En otro tazón, batir los huevos y el azúcar hasta obtener una mezcla suave y cremosa.
  4. Agregar la leche, la mantequilla derretida y la esencia de vainilla a la mezcla de huevos y azúcar. Mezclar bien.
  5. Incorporar gradualmente la mezcla de harina a la mezcla líquida, revolviendo hasta que todos los ingredientes estén integrados.
  6. Agregar el queso rallado a la masa y mezclar para distribuirlo de manera uniforme.
  7. Verter la mezcla en el molde. Hornear aproximadamente 40-50 minutos, o insertar un palillo en el centro y revisar que salga limpio.
  8. Retirar el bizcocho del horno y dejar que se enfríe en el molde durante 10 minutos. Servir y disfrutar.

También te puede interesar

30 minutos 1 tabla mediana porciones

Tabla de camembert, jamon y mermelada Bocadillos, Cenas, Entradas

Por Chef Lisandro Calderón
20 min. 2 porciones

Lomo salteado Almuerzos, Cenas

Por Chef Fernando Urso
1 hora y 30 min. 3 porciones

Piernitas de pollo Almuerzos, Entradas

Por Buen Provecho