• Preparación 1 hora
  • Tiempo Total 2 horas
  • Rinde 8 porciones
  • Dificultad medio

Descripción de la receta

La tarta de calabaza es un postre estadounidense muy querido y es un plato muy popular en Acción de Gracias, el cual es extremadamente versátil y se puede elaborar de diferentes maneras. Su sabor dulce y especiado, lo convierte en una maravillosa opción de postre para la temporada de otoño.

Hay muchas variaciones de la tarta de calabaza disponibles, una variación popular usa mermelada de naranja en lugar del azúcar tradicional como sustituto de la dulzura; esto le da a la masa un sabor afrutado sin usar azúcar añadida.

+Te puede interesar: Torta de vainilla con fresas y menta

Otras variaciones incluyen el uso de mantequilla de maní o crema de plátano como parte del relleno en lugar de crema; estas variaciones suelen ser veganas, ya que no contienen productos lácteos.

Tarta de calabaza

Delicioso postre para culminar una maravillosa comida.

La primera referencia al pastel de calabaza se remonta al año 1653. Fue mencionado en el diario de Thomas Whamond, un agricultor en Massachusetts. En ese momento, la calabaza todavía era nueva en Estados Unidos, por lo que los agricultores tenían que buscarla en otros países como África y Europa, desde entonces, la calabaza se ha convertido en un ingrediente popular en muchas cocinas; muchos chefs han agregado su propio toque a esta receta clásica.

Beneficios de la tarta de calabaza

Uno de los beneficios más destacados de la tarta de calabaza es su capacidad para mejorar el estado de ánimo. La calabaza está cargada de serotonina y otras hormonas para sentirse bien que pueden ayudarlo a dormir mejor y sentirse más feliz durante el día. También contiene melatonina, que actúa como un somnífero natural.

VER  Tostadas de humus estilo mexicano

La tarta de calabaza también es baja en calorías y grasas; contiene solo alrededor de 15 calorías por rebanada. Esto lo convierte en una excelente opción para las personas que hacen dieta, ya que no aumentará sus niveles de azúcar en la sangre ni les hará sentir hambre poco después de comerlo.

+También: Tarta de chocolate y almendras

Ingredientes

  • 1 paquete de galletas tipo maría
  • 1 barra de mantequilla amarilla
  • 2 tazas de puré de calabaza
  • 1 ½ tazas de crema de leche batida
  • 1 taza de azúcar morena
  • 2 huevos y 1 yema
  • 3 cucharaditas de canela en polvo
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • ½ cucharadita de nuez moscada en polvo
  • ¼ cucharadita de clavo de olor en polvo
  • 1 cucharadita de ralladura de limón

Paso a paso

  1. Precalentar el horno a 425°F.
  2. En la licuadora triturar las galletas, colocar en el pyrex a hornear y agregar la mantequilla amarilla derretida, mezclar bien hasta obtener una mezcla arenosa y con ayuda de una cuchara distribuir uniformemente para formar la base, hornear durante 5 minutos y retirar, reservar.
  3. En un tazón colocar el resto de los ingredientes y mezclar con ayuda de una batidora o batidor de globo, verter la mezcla sobre la galleta y hornear durante 15 minutos.
  4. Pasados los 15 minutos bajar la temperatura a 350°F y hornear de 40 a 50 minutos más.
  5. Retirar del horno y dejar enfriar durante 3 horas antes de servir.

También te puede interesar

1 h 30 min. 5 porciones

Budín de pan Postres

Por Chef Carlos Espinal
20 min. 2 porciones

Burrita hondureña Cenas, Desayunos

Por Chef Carlos Espinal
40 min. 6 porciones

Alborotos Postres

Por Buen Provecho

Deja un comentario