Hoy hablaremos de la mejor forma para conservar los tomates. Este alimento se ha convertido en un indispensable en la cocina, es una gran fuente de nutrientes y un excelente ingrediente para crear muchas recetas deliciosas y saludables. Una de sus características es que se hecha a perder con facilidad, pero hoy te contaremos como puedes hacer que duren por más tiempo.

Esta hortaliza no puede faltar en nuestra cocina, el problema es que muchas veces no sabemos como conservarlos. Muchos de nosotros solemos guardarlos en la refrigeradora, aunque no es la mejor opción, ya que al mantenerse en temperaturas altas pierden su sabor y jugosa consistencia.

La mejor forma de conservar los tomates

Como lo mencionábamos, guardar los tomates en la refrigeradora no es la mejor opción, debido a sus bajas alturas, acaba con la textura y sabor de nuestros tomates. Cabe destacar que esta hortaliza sigue madurando después de su recolección, un dato importante para comprender mejor su conservación.

+ Mira esta receta: Sopa de tomate rostizado

Los tomates son muy conocidos por sus propiedades antioxidantes.

El tomate se puede encontrar en cualquier época del año, pero su mejor época de cosecha es el verano; por lo que debemos tener cuidado de no mantenerlos en temperaturas muy bajas. La temperatura perfecta para conservar este alimento es de 20 a 23 °C.

De esta manera, debemos buscar lugares frescos, secos y alejados de la luz directa del sol; así que busca un espacio en tu alacena para guardar tus tomates de forma más fresca.

Por otro lado, debemos tener en cuenta su estado de maduración; para saber si tu tomate está en ópticas condiciones, debemos saber escogerlos. Cuando tiene un color rojo intenso y su consistencia es tersa, pero no muy dura, tu tomate esta en su punto ideal de maduración; en este estado tu tomate puede durar un máximo de 3 días en una temperatura ambiente y pasados esos días sí puedes meterlos a la nevera.

VER  ¡Sorprendente! 8 alimentos que son un aliado para reducir la papada

Si tu tomate se encuentra verde y duro, significa que fue recogido del campo antes de su maduración; en este caso, tu hortaliza puede durar más tiempo en la alacena sin necesidad de refrigerar, para que después de unos días madure y este listo para su consumo.

+ Te puede interesar: Video: ¿Cómo hacer sopa de tomate?

A la hora de cocinar, saca los tomates de la nevera con unos minutos de antelación para un mejor resultado.

¿Cómo conservarlos en la refrigeradora?

Si ya pasaron los 3 días del estado ideal de maduración, ahora sí podemos guardarlos en la nevera para ralentizar su proceso de maduración y que te duren más tiempo. Posteriormente, debemos buscar el mejor lugar y ese sería el cajón para frutas y verduras, ya que este espació está diseñado para mantener una temperatura más elevado y libre de humedad.

Recuerda que si tus tomates todavía no están maduros no los metas a tu refrigeradora porque no terminaran de madurar y no se aprovechara al 100 % sus propiedades y sabores.

+ Vea: Video: Aprende a hacer una deliciosa Crema de tomate con chicharrón

 

También te puede interesar

25 min. 2 porciones

Poleada con frutas Desayunos, Postres

Por Chef Carlos Espinal
20 min. 4 porciones

Ponche exótico Bebidas

Por Chef Robby Molina
40 min. 2 porciones

Cebollas rellenas Complementos

Por Chef Carlos Espinal