Los huevos se encuentran entre los alimentos más nutritivos del planeta, además son accesibles y apropiados para niños y mayores. Se pueden comer de distintas formas, ya sea cocido,revueltos, estrellados o pochados.

El huevo es un alimento lleno de beneficios para el organismo. Pero no siempre fue así ya que durante años tuvo mala reputación debido a que se lo vinculaba con el aumento del nivel de colesterol. Sin embargo, las guías alimentarias actuales lo reivindican como un alimento saludable y recomiendan el consumo de hasta una unidad por día.

Sigue estos sencillos consejos que nos brinda la chef Laura Morales para preparares y disfrutes unos deliciosos huevos revueltos cremosos y esponjosos, ideales para comerlos en el desayuno o en la cena.

+Te recomendamos: 7 deliciosas recetas con huevo

Bate ligeramente los huevos antes de colocarlos en la sartén.

1. No colocar los huevos directamente en la sartén

Si los deseas con un resultado cremoso lo ideal es no colocar el huevo directamente en la sartén. Debes colocarlo en un plato hondo con un chorrito de leche y una pizca de sal y batir bien. Esto ayudará a que tengan mejor consistencia.

2. Cocinar siempre a fuego medio

Cuanto más lento se cocine, mejor se cuajará el huevo, pero hay que evitar cocinarlo demasiado para que no se convierta en una masa dura y menos deliciosa. Puedes dejarlos unos 30 segundos y seguidamente comenzar a mezclarlos, usando un tenedor o una espátula, hasta que empiecen a cocinarse.

Revuelve los huevo suavemente para conservar su contextura.

3. No mezclar bruscamente

Deja que se vaya cuajando y comienza a mezclar desde la orilla hacia el centro. Estos tendrán que tener un color amarillo pálido debido a su cremosidad.

VER  El secreto de las vinagretas y aderezos para ensaladas

4. No usar aceite

Procura utilizar mantequilla amarilla o manteca. Para esto es importante que sea una sartén antiadherente, así no tendrás que añadir demasiada mantequilla y será más fácil maniobrar y sacar los huevos en su punto.

5. No cocinar el huevo por completo

Tus huevos revueltos debes de retirarlos del calor cuando aún no estén secos. Si esperas a que parezcan estar en su punto exacto, el calor residual al sacarlos hará que se cocinen demasiado. Tienen que parecer ligeramente poco hechos, con alguna parte un poco líquida. Así, tras el minuto que tardes en servir el plato, serán absolutamente perfectos.

+También: Huevos revueltos con tomate

Con estos sencillos secretos tendrás un resultado maravilloso. Así que la próxima vez que hagas huevos revueltos, recuerda seguir estos fáciles consejos.

También te puede interesar

35 min. 6 porciones

Quinoa con vegetales mediterráneos Complementos

Por Chef Laura Morales
35 min 6 porciones

Chuletas de cerdo en salsa morena Almuerzos

Por chef Kenia Santos
20 min. 1 porciones

Encurtido catracho de repollo Complementos

Por Chef Carlos Espinal

Deja un comentario

error: Content is protected !!