• Preparación 15 min.
  • Tiempo Total
  • Rinde 1 porción porciones
  • Dificultad fácil

Descripción de la receta

El marquesote es uno de esos panes dulces tradicionales en Honduras que comúnmente se disfrutan con una rica taza de café, ya sea por la mañana o en la tarde. Este exquisito bizcocho es muy suave al paladar y fácil de hacer; con nuestra receta será muy sencillo de preparar en casa.

Este postre no necesita ningún ingrediente en especial que lo destaque de otro tipo de panes, pero debido a su sabor dulce penetrante y su contextura se convierte en el acompañante ideal de casi cualquier bebida. En Honduras en casi todas las pulperías, mercaditos o supermercados puedes encontrar la venta de estos panes caseros.

+También: Jelly´s House conquista paladares con postres hechos de gelatina

Un pan suave y esponjoso que por su delicioso sabor es muy famoso.

El marquesote es un pan tradicional que forma parte de la gastronomía hondureña, sin embargo puedes encontrarlo en otros países como El Salvador, Nicaragua, Guatemala y México. La textura suave y esponjosa lo convierten en el pastel ideal para compartir en una reunión, o tarde de merienda con la familia.

Normalmente no tenemos tiempo o no sabemos por dónde empezar a hornear, pero si cuentas con tiempo libre y quieres aprovecharlo al máximo; hornear tu propio pan puede ser algo terapéutico y delicioso que puede ayudarte a desconectar del mundo.

+Además: 6 recetas de galletas y panes caseros para sumergir en el café

Consejos para hornear si eres principiante

El gran secreto para que la masa del marquesote suba bien es colocar la levadura en agua tibia y dejar reposar durante 5 minutos. Luego transfiera a un tazón grande y agregue azúcar, sal, huevo, aceite y agregue gradualmente la harina.

VER  Arroz al achiote

La cantidad de harina de trigo puede variar. Por eso, lo ideal es agregar harina hasta que la masa comience a desprenderse de tus manos. El siguiente paso es amasar bien esta masa sobre una superficie lisa y enharinada.

Cuanto más tiempo se amasa la masa, más esponjosa quedará. Esto se debe a que cuando se amasa la masa comienza a desprender gluten y esto ayuda mucho en la acción de la levadura. El tiempo mínimo para amasar la masa es de 15 minutos.

Pasado este tiempo, se recomienda dejar reposar la masa durante 40 minutos. Envuelva la masa en una película plástica o un paño. Entonces puedes empezar a dar forma a los bollos. Cuando estén listos, envuélvalos en paños de cocina y déjelos duplicar su tamaño durante aproximadamente 1 hora, de esa forma crecerá mucho.

+Te recomendamos: La Montañita, un restaurante rodeado de naturaleza y aventura en San Juan de Opoa

Ingredientes

  • 8 huevos
  • 1 ½ taza de harina de arroz
  • 1 taza de azúcar
  • 1 cucharada de polvo para hornear
  • 1 cucharada de canela molida

Paso a paso

  1. Separar las yemas de las claras de huevos, batir las claras hasta que estén a punto de nieve, una a una agregar las yemas y seguir batiendo.
  2. Agregar el azúcar y batir a velocidad baja. Agregar poco a poco la harina, polvo de hornear y canela y seguir batiendo siempre a velocidad baja.
  3. Colocar la mezcla en un molde previamente engrasado, llevar a horno precalentado a 350°F y hornear de 30 a 35 minutos. Retirar del horno y rociar con un poco de azúcar cuando aún esté caliente, dejar enfriar y servir.

También te puede interesar

1 h 20 min. 6 porciones

Pie de carne molida Almuerzos

Por Wendy Padilla
16 min. 4 porciones

Sopa de tortilla exprés Almuerzos, Cenas

Por Chef Michelle Fugón Handal
8 porciones

Salchichas envueltas en tocino Bocadillos

Por Chef Laura Morales

Deja un comentario