Las calabazas son plantas generalmente anuales, destacada por el sabor, textura, dulzor de su pulpa y la gran diversidad en tamaños, formas y color. Aunque la podemos encontrar durante todo el año en el mercado, es entre octubre y noviembre cuando están en su mejor momento de cosecha.

Con este asombroso alimento se pueden elaborar infinidad de recetas, que va desde cremas, sopas, caldos, purés, al horno, hervida, gratinada, para dar color a un estofado o como guarnición de carne, en un pastel o en flan, sobre la pizza, como relleno de raviolis o canelones, o como guarnición de un arroz pilaf, una legumbre o una pasta.

+También: Video: ¿Cómo hacer batido de zanahoria y calabaza?

Su versatilidad te dejara experimentar en la cocina.

Beneficios de la calabaza

Además de su rico sabor, la calabaza le bronda grandes beneficios al cuerpo, por lo que es una fruta recomendada en todas las etapas de la vida, especialmente en la infancia y embarazo. Esta contribuye al buen estado de la piel, los huesos y los dientes, así como del sistema nervioso y el aparato digestivo.

Es también, un alimento conveniente en caso de diabetes, pues aunque sea dulce, sus azúcares se absorben lentamente y no sobrecargan el páncreas. Consumirla habitualmente puede resultar beneficioso en muchos otros problemas de salud. Algunas de las propiedades de este fruto es que contiene calcio, magnesio, vitamina A, C, E y betacaroteno, este último es el responsable del color anaranjado de la calabaza.

+Además: Sopa de calabaza con canela

Las semillas de las calabazas también se pueden comer de diferentes formas, ya sea como snack o como acompañante de algunas recetas.

Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza también resultan una gran bocadillo crudas y secas, las semillas de calabaza constituyen un sano aperitivo o tentempié. Entre sus minerales sobresale el magnesio, importante para los sistemas cardiovascular y nervioso. su riqueza en cinc, relativamente poco habitual en los alimentos vegetales, mantiene en buen estado el sistema inmunitario y previene los resfriados frecuentes, la fatiga crónica o la depresión.

VER  Walmart y Paíz lanzan al mercado los huevos “Don Cristóbal”

Como tip para elegir una buena calabaza de otoño conviene fijarse en la piel. Si es lisa y fina puede estar un poco verde. Si vas a conservarlas lo ideal es un lugar fresco y seco. Una vez partidas, en la nevera duran al menos una semana, cubiertas con film, tapando la piel, o guardadas en una bolsa perforada. La calabaza es un excelente aliado en la cocina y en la salud de tu familia.

También te puede interesar

35 min. 4 porciones

Pasta con camarones Marinero Almuerzos

Por Marinero
20 min. 4 porciones

Macarrones con queso y carne Almuerzos, Cenas

Por Buen Provecho
35 min. 4 porciones

Ensalada de coliflor y huevo al curry Complementos

Por Chef Juan Milla

Deja un comentario