¿Has notado que tu horno ya no brilla como solía hacerlo? La acumulación de grasa y restos de alimentos quemados pueden afectar no solo el sabor de tus comidas, también la eficiencia de tu horno. Es hora de poner manos a la obra y aprender la forma correcta de limpiar el horno. En esta guía, te proporcionaremos los mejores consejos y trucos para que tu horno luzca como nuevo.

+Te puede interesar: 5 mejores tips de mamá para crear hábitos de limpieza en la cocina

Utiliza estos consejos para limpiar el horno y quedará como nuevo.

¿Cómo limpiar el horno?

Primero necesitaremos ciertas herramientas de limpieza que ya tienes en tu hogar o que puedes conseguir de forma fácil. Asegúrate de tener guantes de goma, una esponja o trapo, bicarbonato de sodio, vinagre blanco, papel de aluminio y un cepillo de cerdas suaves.

Comienza por retirar las rejillas y cualquier accesorio desmontable del horno. Esto te permitirá limpiarlos por separado y llegar a todas las áreas del horno.

+Puedes ver: 7 opciones de recetas para hacer pollo entero al horno

1. Mezcla de bicarbonato de sodio

En un recipiente, mezcla media taza de bicarbonato de sodio con unas cucharadas de agua tibia. La pasta resultante deberá ser lo suficientemente espesa para untarla en las áreas sucias del horno.

Usando tus guantes, aplica la pasta de bicarbonato de sodio en las áreas grasosas del horno. Asegúrate de evitar las resistencias y el quemador. Luego, cierra la puerta del horno y déjala reposar durante la noche.

+Elabora en casa: Los usos más útiles del bicarbonato de sodio ¡Conócelos aquí!

VER  Secretos que debes saber conocer sobre la leche de almendras

Dar clic en 2 para ver fotogalería:

También te puede interesar

35 min. 3 porciones

Arroz casero con vegetales Complementos

Por Chef Marcio Castellanos
30 min. 4 porciones

Tortilla de huevo y champiñones Cenas, Desayunos

Por Chef María José Cardona