Nos encanta el pan y especialmente, el pan casero. Pero ya sea un buen pan hecho por nosotros o uno que compramos en las tiendas, este es un alimento perecedero que se seca rápidamente, o que en otros casos se daña por el moho. Por eso, hoy te contamos como conservar tus panecillos para que estén frescos y suaves durante más tiempo.

+Leer: 4 ventajas de comer limón en las mañanas 

Es uno de los alimentos infaltables en la mesa de muchos hogares

Indudablemente, parece que los panes de ahora, no duran frescos como los de antes. Los nuevos tipos de harina, la fermentación acelerada o los hornos eléctricos, hace que la calidad del pan no sea buena, y que este se ponga duro en poco tiempo.

Alargar la vida útil del pan

El pan debe conservarse a temperatura ambiente, en un lugar seco, ajeno al sol, almacenado en una bolsa de papel o tela, o bien en una caja de madera, ya que estos materiales le permiten respirar y conservar su humedad (evitando así que se reseque).

+Te recomendamos: Beneficios de las vitaminas para evitar la ansiedad 

Mientras que el plástico además de menos ecológico hace que el panecillo pierda su crujiente en muy poco tiempo.

Es importante conservarlo a temperatura ambiente, en un lugar fresco y seco.

¿Nevera o congelador?

Meter los panecillos en la nevera, no es una buena opción. Ni para las barras de pan, ni para los panes de molde. Aunque es cierto que el frío puede alargar la vida de los panes, pero cambiará mucho su textura, ya que tenderá a resecarse.

Para conservar los panes que no vayamos a utilizar, el congelador es la mejor opción. Para congelar el pan, te recomendamos cortarlo en porciones cómodas o en rebanadas, meterlas en un recipiente adecuado que cierre herméticamente y sacar el pan que vayamos a necesitar cuando nos haga falta, para no tener que sacar toda la barra.

+Además: Té de hojas de mango, descubre su poder curativo 

VER  La mejores opciones de leche vegetal ¡100% saludable!

Es muy importante tener en cuenta los tiempos de descongelación. En rebanadas obviamente se descongelan antes. La mejor forma de descongelar es sacarlo del congelador y pasarlo a la nevera durante tres horas y después dejarlo a temperatura ambiente. No descongeles utilizando el microondas o nuestro pan prácticamente estará tan duro como si llevase unos días reseco.

El pan hay que guardarlo correctamente para que no endurezca o se vuelva blando excesivamente rápido

Cómo recalentar el pan para que parezca recién horneado

Tanto para el pan que tiene unos días como para el pan descongelado, una breve pasada por el horno es una buena opción. Para hacerlo bien, durante cinco minutos como máximo podemos rociar el pan con un pulverizador o cubrirlo con un paño húmedo y meterlo en el horno ya precalentado. Así podrá tomar temperatura sin perder mucha humedad.

+También: Chocolate oscuro y sus beneficios 

Tips adicionales

Un truco para conservar y rehidratar la textura crujiente es poner dentro de la bolsa una rama de apio o un trozo de papa. Una vez dentro de la bolsa lo mejor es guardarla en un lugar fresco, seco, a temperatura ambiente pero alejado de los rayos del sol. 

También te puede interesar

15 min. 2 porciones

Filete de pescado a la plancha Almuerzos, Cenas

Por José Solís
25 min. 6 porciones

Casabe con ajo Bocadillos, Complementos

Por Chef Carlos Espinal
1 h 20 min. 4 porciones

Pizza al pastor Almuerzos, Cenas

Por Esai Quintero

Deja un comentario

error: Content is protected !!