Elegir el pescado más fresco es un dilema al que todos nos enfrentamos a la hora de hacer la compra de este ingrediente del mar. Y es que con frecuencia nos equivocamos en la elección al no saber identificar los signos que presenta un pescado en mal estado. Lee con atención estos importantes consejos, así los podrás tomar en cuenta al comento de la compra, y podrás optar por un pescado fresco y saludable.

Son consejos básicos y sencillos de seguir, para reconocer un pescado fresco nos centramos en sus características organolépticas. En la que revisamos su color, aspecto, olor y textura.

+VER Video: Cómo hacer un ceviche de pescado frito ¡para disfrutar en verano!

Lo primero para identificar un pescado fresco es ver sus ojos y textura de piel.

1/ Piel y ojos brillantes

Este es uno de los signos visibles de que el pescado está fresco, si identificas un color oscuro en los ojos o si la piel está opaca, es mejor que no lo compres porque eso quiere decir que el pescado lleva tiempo en el congelador. Los ojos normalmente deben verse esféricos, salientes en la mayor parte, transparentes y de cornea limpia.

+Receta: Pescado a la sal

2/ Agallas rosadas

A la hora de elegir qué pescado comprar, el color rojo o rosado de las agallas también es un indicador de frescura en el pescado, si estas tienen un color gris o amarillento es posible que marisco ya se encuentre en mal estado. Que las agallas estén suaves y resbaladizas al tacto es un indicador de que el pescado es fresco.

Elige pescados de mar para aprovechar más su riqueza de sabor, en lugar de pescados de criadero.

3/ Escamas bien adheridas

Las escamas del pescado deben estar intactas y brillantes, si observas que el pescado pierde sus escamas con facilidad no lo consumas porque está “pasado”. La piel del pescado debe ser resbaladiza, suave, brillante y limpia, se separa de la carne con dificultad. Las escamas deben ser abundantes en algunas especies y difíciles de retirar; en otras de escamas flojas se quitan con facilidad. Los recién pescados son muy resbaladizos debido a las materias viscosas que les recubren.

Las escamas son un indicador que nos pueden ayudar a reconocer un pescado fresco.

4/ Carne firme y elástica

Aquí hay que prestar bastante atención, la carne del pescado debe ser firme y húmeda, si está reseca o amarillenta ya no es apropiada para su consumo.

Existe una infinidad de especies de pescado que puedes consumir, buscar comprar producto local para reconocer su frescura.

5/ Olor a mar

Un pescado en buen estado huele a mar y a algas, si el pescado tiene un olor a podrido o rancio es mejor que elijas otro porque este está en mal estado y pones en peligro tu salud.

VER  Dale un sabor único a tus palomitas de maíz

+Receta: Pescado frito estilo costeño

+Ver: 8 recetas diferentes de sopas y cremas con mariscos

+Leer: 3 secretos para preparar mariscos a la perfección

 

También te puede interesar

30 min. 4 porciones

Arroz al limón Complementos

Por Chef Carlos Espinal
30 min. 2 porciones

Camarones empanizados con panko Almuerzos, Cenas, Entradas

Por Buen Provecho
30 min 6 porciones

Torreja en leche light Postres

Por Daniela Misas

Deja un comentario

error: Content is protected !!