• Preparación 15 min.
  • Tiempo Total 35 min.
  • Rinde 4 porciones
  • Dificultad fácil

Descripción de la receta

La quinoa es cada vez uno de los ingredientes más destacados en los estilos de vida saludable. Este grano que también se le conoce con el nombre de quinua es considerado como un «súper alimento». Gracias a las bondades de sus componentes, este grano se convierte en una saludable sustitución del arroz blanco y la pasta. Así como ser una de las fuentes de proteínas más consumidas por los veganos y vegetarianos.

Hay muchas razones para incluir la quinoa en la dieta. Primero, porque sólo toma unos 15 minutos para cocinarse, mucho menos tiempo que otros granos integrales; incluso se cocina más rápido que el arroz. Y en segundo, porque es un alimento que sin agregar muchos ingredientes sabe bien, basta añadir un chorrito de aceite de oliva, ajo, sal y listo. También se puede agregar un toque de levadura nutricional o queso parmesano y tendrá una comida, o al menos un acompañamiento satisfactorio.

+También: Video: ¿Cómo hacer ensalada de quínoa y pecanas?

Beneficios

La quinoa al poder emplearse como un cereal, es especialmente beneficiosa en la dieta de personas celíacas, ya que no contiene gluten. Asimismo, por su alto contenido en fibra y su mayor aporte proteico respecto a los cereales, también tiene un bajo índice glucémico, lo que la vuelve ideal para personas con diabetes o que desean adelgazar comiendo sano.

Por supuesto, la quinoa también contribuye a revertir el estreñimiento dado su alto contenido de fibra, y puede ser de gran utilidad en la dieta de personas vegetarianas, ya que posee una elevada proporción de proteínas y también, es buena fuente de hierro de origen vegetal. Para el deportista puede ser un alimento muy  valioso, semejante a la avena, dada la presencia de buenos minerales, de hidratos complejos y proteínas.

VER  Sopa de mondongo

+Te puede interesar: Ensalada de quinoa con pitahaya

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 taza de quinoa previamente lavada
  • 1 mazo de cebollines
  • 2 tazas de caldo de pollo bajo en grasa y sodio

Paso a paso

  1. Calentar el aceite en una sartén.
  2. Añadir la quinoa y tostarla durante 2 a 3 minutos. Agregar los cebollines picados y el caldo de pollo, llevar a ebullición.
  3. Cocinar a fuego lento por 15 minutos o hasta que esté tierno. Servir.

También te puede interesar

30 min. 2 porciones

Sándwich grillado de queso Almuerzos, Cenas, Desayunos

Por Chef Carlos Espinal
30 mins. 8 porciones

Torrejas en miel Postres

Por Chef Carlos Espinal
1 hr 30 min 4 porciones

Solomillo Wellington Almuerzos

Por Chef Pablo Vindel