Los alimentos fritos, o fritangas como se les conoce popularmente, han sido una parte fundamental de la rica tradición culinaria de Honduras a lo largo de las décadas. Los icónicos puestos de comida ambulante, con sus ollas burbujeantes de aceite caliente, ejercen un atractivo irresistible tanto para los lugareños como para los visitantes. Ya sea un suculento pollo frito o unos irresistibles tacos fritos, estos manjares ofrecen una explosión de sabores y texturas que despiertan los sentidos.

A pesar de su arraigada popularidad, es importante tener en cuenta que los alimentos fritos callejeros no están exentos de críticas. Consumir estos platillos de manera frecuente puede tener implicaciones negativas para la salud debido a su alto contenido calórico, grasas saturadas y sodio. Sin embargo, se pueden comer este tipo de platillos de vez en cuando.

Hoy te presentaremos cinco fritangas, como se les conocen popularmente, que son amadas por los hondureños; mismos que se encuentran con facilidad en diferentes sitios del país.

+Ver más 5 bocadillos imprescindibles en las reuniones hondureñas

Los alimentos fritos hondureños son una parte esencial de la cultura de Honduras.

Los alimentos fritos hondureños son una parte esencial de la cultura de Honduras.

1. Tacos fritos

Los tacos fritos, un tesoro culinario que hallamos en los variados puestos que decoran nuestro país de extremo a extremo. Su confección es una tarea sencilla, con una diversidad de opciones: pollo, carne, o sencillamente rellenos de papa. Acompañados por encurtidos y crujiente repollo, indudablemente una auténtica exquisitez.

+Ver más: Tacos fritos catrachos               

Dar clic en 2 para ver el siguiente:

VER  ¿Qué rosquilla es la que se recomienda usar para las rosquillas en miel?

También te puede interesar

2 horas 8 porciones

Pierna de cerdo con cobertura de mostaza Almuerzos, Cenas

Por Buen Provecho
20 min. 1 porciones

Omelette de hongos y chorizo parrillero Desayunos

Por Chef Carlos Espinal
25 min. 6 porciones

Chalupas Almuerzos, Cenas

Por Chef Carlos Espinal