Slow Food para la Biodiversidad, es un movimiento que organización sin fines de lucro. Nació en 1989 para defender la biodiversidad alimentaria y las tradiciones gastronómicas. Ellos promueve un modelo sostenible de agricultura respetuosa con el medio ambiente, la identidad cultural y el bienestar animal. También, por la alimentación buena, limpia y justa.

“Slow  Food promueve el consumo de alimentos, buenos limpios y justos, donde los alimentos buenos son ingredientes de temporada y locales, limpios porque su producción no daña el medio ambiente”, expresó Cristina Morataya, líder del movimiento Slow Food en Honduras.

+Te sugerimos: Chef Carlos Espinal realza la gastronomía hondueña con tortillas de maíz

La verdadera esencia de Slow Food es que alimentarse significa comer con atención, en especial valorando la calidad. Con ello, teniendo en cuenta la procedencia de las materias primas y el modo de cocinarlas.

Dicha fundación funciona en 160 países, entre ellos Honduras, con más de 20,000 pequeños productores de alimentos. Su compromiso mayor se condensa en los países en vías de desarrollo, donde salvaguardar la biodiversidad significa no solo mejorar la calidad de la vida, sino garantizar la misma supervivencia de la comunidad. Así lo señalan en su página web.

VER  El choro, una delicia lenca única de La Esperanza

La labor social de Slow Food en Honduras

Slow Food ha realizado eventos gastronómicos donde los fondos recaudados son destinados a otras organizaciones sin fines de lucro que necesitan el apoyo. Actualmente están organizándose para apoyar a todas las personas que trabajan la tierra, es decir aquellos que nos proporcionan ingredientes frescos, ya que gracias a ellos tenemos la disponibilidad de frutas y verduras.

“Nuestro objetivo es el rescate de los ingredientes locales, recetas locales y tradicionales de todas las zonas del país, la promoción y difusión de la filosofía Slow Food, ingredientes buenos limpios y justos para todos”, comentó Cristina Morataya, líder del movimiento Slow Food en Honduras, a Buen Provecho.

+Te puede interesar: Jorge Vargas, el hondureño negociante en EUA

En redes sociales se han pronunciado a través del hashag #SlowFoodSolidarity, que han ayudado con alimentos a diferentes asilos de ancianos. También ayudan a las personas necesitadas y afectadas por la cuarentena que ha detenido al sector económico del país. Slow Food es un total orgullo para Honduras, pues se han preocupado por nuestra gente.

+Sigue leyendo: Supermercados con servicio a domicilio

También te puede interesar

30 min. 10 porciones

Bolitas de queso con chicharrón y semillas Entradas, Snacks

Por Chef Carlos Espinal
1 h 15 min. 8 porciones

Pie de limón Postres

Por Buen Provecho
20 min. 4 porciones

Tostadas de pan con hierbas y ajo Complementos, Entradas

Por Chef Carlos Espinal

Deja un comentario