• Preparación 1 hora
  • Tiempo Total 1 hora y 30 min.
  • Rinde 2 porciones
  • Dificultad fácil

Descripción de la receta

La pechuga de pollo con tomate, es un clásico culinario que se prepara en diferentes países alrededor del mundo. Su simplicidad y sabor inigualable han otorgado un valor alimenticio apreciado y celebrado por todos aquellos que han tenido el placer de degustar esta deliciosa combinación.

La pechuga de pollo, conocida por su contenido reducido de grasa y alto valor proteico, se encuentra en perfecta armonía con el tomate, una fruta versátil y rica en nutrientes. La combinación de estos dos ingredientes crea un plato que satisface tanto el paladar como las necesidades nutricionales.

+Lee esta nota: Pinchos de pollo

Pechuga de pollo con tomate un platillo tan simple como inigualable.

Pechuga de pollo con tomate un platillo tan simple como inigualable.

Pechuga de pollo con tomate

Lo atractivo de este plato, es que no se limita únicamente a sus beneficios nutricionales, sino también a su versatilidad en la cocina. Esta combinación se presta para diversas preparaciones culinarias, desde platos asados ​​ya la parrilla hasta guisos y ensaladas. Además, se puede personalizar con hierbas aromáticas y especias para satisfacer los gustos individuales.

Por su parte, el tomate es rico en licopeno, un antioxidante que ha sido relacionado con la disminución del riesgo de enfermedades cardíacas y ciertos tipos de cáncer. También aporta vitamina C, potasio y fibra dietética, lo que lo convierte en un complemento ideal para la proteína magra de la pechuga de pollo.

+Leer más: Horneado de pollo y coliflor

Este delicioso platillo, es un ejemplo perfecto de cómo la cocina puede ser al mismo tiempo deliciosa y saludable. Esta combinación ofrece un equilibrio nutricional esencial y un sabor reconfortante.

VER  Pakora de pollo

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo deshuesadas con piel
  • 2 limones
  • 1 taza de yogur sin sabor
  • 1 diente de ajo rallado
  • 1 cucharada de paprika
  • c/n sal y pimienta negra
  • 1 tomate grande en rodajas
  • c/n aceite de oliva
  • c/n albahaca fresca

Paso a paso

  1. Lavar el pollo con el jugo de 1 limón.
  2. Mezclar en un tazón el yogur, el resto del limón, ajo, paprika, sal y pimienta al gusto.
  3. Marinar el pollo con la mezcla anterior, por lo menos 1 hora refrigerado.
  4. Precalentar el horno a 380 °F. Meter el pollo en un molde para horno y tapado a cocinar por 25 minutos. Pasado ese tiempo destapar con la piel hacia arriba y poner en modo broil el horno, agregar el tomate y rociar con aceite de oliva y dejar por 10 minutos o hasta dorar. Retirar y servir con albahaca fresca.

También te puede interesar

3 horas 10 porciones

Cocadas Postres

Por Chef Carlos Espinal
40 min. 4 porciones

Piernitas de pollo a la italiana Almuerzos

Por Chef Lisandro Calderón
4 horas 4 porciones

Sorbete de naranja Bocadillos, Postres, Snacks

Por Buen provecho