La sopa de caracol hondureña es un plato sustancioso que combina la carne tierna del caracol con la yuca, el plátano y el toque de cilantro que le da su aroma característico. El origen de la sopa de caracol se le atribuye a la etnia garífuna, quienes se trasladaron de la isla de San Vicente en El Caribe hasta Honduras, donde se dio ese intercambio cultural.

La etnia garífuna se instaló primero cerca de la ciudad La ceiba, una ciudad costera que influyó notablemente en los platos de esta etnia, que se basaron en el rubro que tenían a la mano, como los mariscos. Con el paso del tiempo, estas delicias se han convertido en parte de los platos tradicionales de Honduras, entre estos destaca la sopa de caracol.

Cabe mencionar que esta delicia se popularizó mucho más con la canción «Sopa de Caracol» interpretada por Banda Blanca. El cantautor hondureño Pilo Tejeda, relató que la banda se inspiró en uno de los viajes a Tela cuando saboreaban una rica sopa de caracol, y ahí lograron observar cómo la comunidad garífuna se reunía en la playa a tocar y a bailar su ancestral ritmo punta, fue entonces que decidieron incorporar temas al ritmo garífuna, que ha sido un total éxito debido a que muchos catrachos aman el ritmo punta.

+Puedes ver: 6 sopas hondureñas ideales para compartir en familia los domingos

Pero ¿Qué hace de la sopa de caracol hondureña algo tan especial y autentico? Te lo contamos a continuación:

1. Por el sabor autentico que le da la leche de coco

Una de las características de la sopa de caracol, es la leche de coco que lleva como parte principal dentro de sus ingredientes. Además, le aporta ese toque cremoso y su sabor que combina perfectamente con su sabor y frescura.

VER  6 regalos comestibles para obsequiar el Día del Amor y la Amistad

Dar clic en siguiente para ver fotogaleria:

También te puede interesar

6 horas 6 porciones

Cheesecake de mango Postres

Por Laura Morales
30 min. 4 porciones

Canastitas de yuca Complementos

Por Chef Carlos Espinal
45 min. 2 porciones

Pasta con pollo al grill Almuerzos, Cenas

Por Chef Carlos Espinal