La zanahoria, con su color vibrante y su sabor dulce y terroso, es un ingrediente estrella en la cocina que se ha ganado su lugar en una amplia variedad de platos en todo el mundo. Además de su versatilidad culinaria, la zanahoria es una verdura cargada de nutrientes que aporta numerosos beneficios para la salud.

Existen diferentes mitos alrededor de esta verdura, aunque el mito y la realidad de la zanahoria están relacionados con algunas creencias populares sobre este vegetal. Por ello hemos decidido despejar esa duda que de pronto surge con respecto a esta y mostrar el mito y la realidad de la zanahoria.

+Lee: Descubre las frutas y verduras más nutritivas para tus bebidas

Una de sus características es que se puede elaborar en diferentes platillos, bebidas y postres.

Mito 1: mejoran la visión nocturna

Realidad: Las zanahorias contienen vitamina A, que es esencial para una buena visión, especialmente en condiciones de poca luz. Sin embargo, comer más zanahorias de las que necesitas no mejorará tu visión nocturna por encima de los niveles normales. Este mito se originó en la Segunda Guerra Mundial como parte de la propaganda británica para ocultar la tecnología de radar y explicar por qué sus pilotos tenían una buena visión nocturna.

Mito 2: son el único alimento que puedes comer para mejorar la vista

Realidad: Aunque las zanahorias son una buena fuente de vitamina A, no son el único alimento que puede mejorar la vista. Otros alimentos ricos en vitamina A, como las espinacas, los huevos y los productos lácteos, también son beneficiosos para la salud ocular.

VER  Di Lucca Café, un sitio para disfrutar de gastronomía italiana en Tegucigalpa

+Conoce más: Video: ¿Cómo hacer estofado de res y verduras?

Mito 3: son de color naranja por naturaleza

Realidad: Las zanahorias salvajes, que son los ancestros de las zanahorias modernas, son de color púrpura o blanquecino. Fue a través de la selección y el cultivo humano que se desarrollaron variedades de zanahorias de color naranja en los Países Bajos en el siglo XVII.

Esta es una de las verduras más presentes en la cocina.

Mito 4: crudas son más nutritivas que las cocidas

Realidad: La cocción de las zanahorias puede descomponer las fibras y hacer que algunos nutrientes, como la vitamina C, se pierdan. Sin embargo, la cocción también puede hacer que otros nutrientes, como el betacaroteno (que se convierte en vitamina A en el cuerpo), sean más fácilmente absorbidos. Ambas formas, crudas y cocidas, pueden ser nutritivas y beneficiosas para tu salud si se incluyen en una dieta equilibrada.

Mito 5: son bajas en carbohidratos

Realidad: La zanahoria contiene carbohidrato, pero es relativamente baja en comparación con alimentos como el pan o la pasta. La mayor parte de los carbohidratos en las zanahorias proviene de la fibra dietética y el azúcar natural. Son una opción saludable para aquellos que desean limitar su consumo de carbohidratos.

También te puede interesar

4 porciones porciones

Salsa de chiles africana Complementos

Por Chef Lisandro Calderón
1 hora 4 porciones

Fresco de chan Bebidas

Por Buen Provecho
1 h 8 porciones

Baleada a lo Majo Cenas, Desayunos

Por Maria José Cardona