La ansiedad por comer es básicamente un mecanismo de defensa. Es un sistema de alerta ante situaciones consideradas amenazantes. Es un mecanismo universal, se da en todas las personas, es normal, adaptativo, mejora el rendimiento y la capacidad de anticipación y respuesta, así que la ansiedad no es del todo mala.

Las personas que comen cuando tienen hambre y dejan de comer cuando están saciadas están en sintonía con las señales biológicas de su organismo. Mientras que, quienes comen descontroladamente sin hambre, pueden presentar mayores problemas de metabolismo.

La ansiedad por comer muchas veces se presenta como un mecanismo de alerta ante situaciones difíciles

+Te recomendamos: 6 vitaminas y minerales para niños en edad escolar

La ansiedad por comer se caracteriza porque la persona que la padece siente una gran necesidad de comer. Es una necesidad que aparece de forma impulsiva e incontrolada. La persona siente que necesita comer, aunque realmente no tenga hambre, para poder satisfacer algo que le está perturbando.

Entre la alimentación y las emociones existe un complejo vínculo, tal es así que se denomina con frecuencia a nuestro intestino como nuestro segundo cerebro, pues todo lo que comemos puede tener su causa en las emociones y de igual manera, nuestra dieta puede condicionar nuestro estado anímico y emocional.

Aunque hay distintos medios para prevenir y frenar la ansiedad, como practicar deporte, vida saludable o técnicas de relajación, junto a los tratamientos médicos oportunos, apuntamos la alimentación como otro camino para luchar contra esta enfermedad.

La ansiedad es un trastorno que muchas personas hoy en día sufren.

Consejos que te ayudarán a controlar la ansiedad por comer

  1. El ingerir líquidos te ayudará a sentirte saciado por más tiempo, el caliente puedes incluirlo en tu dieta diaria, y más si se trata de hierbas que ayudan a relajarte.
  2. La fibra es fundamental, consume alimentos ricos en fibra: harán que te sientas más saciado y, por lo tanto, con menos hambre y ansiedad.
  3. Come alimentos ricos en omega 3 como los pescados azules y los frutos secos, así como los cereales integrales que nos aportan vitamina B, estos favorecerán a mejorar la ansiedad.
  4. Pon magnesio en tu vidaUn buen aporte de magnesio es importante para calmar el nerviosismo que acompaña la ansiedad. Puedes adquirir magnesio de forma natural al ingerir 4-5 nueces al día, legumbres, alimentos integrales, albaricoques y verduras de hoja.

Muchas veces esa ansiedad se ve reflejada en el consumo de alimentos dulces.

Es natural que en medio de las crisis que se vive actualmente aparezcan este tipo de trastornos, sin embargo, es importante determinarlos a tiempo para evitar incrementar de peso, tener desórdenes alimenticios y problemas emocionales profundos. Sigue estos consejos que te compartimos, en caso de identificar que tienes un problema. También puedes buscar ayuda profesional para contrarrestar la ansiedad por comer.

VER  Fotogalería: Así fue la sesión de fotos de los niños con Peppa Pig

También te puede interesar

15 min. 6 porciones

Avena y manzana Desayunos

Por Chef Mercedes Valladares
10 min. 1 porciones

Smoothie tropical Bebidas

Por Buen Provecho
30 min. 4 porciones

Wraps de aguacate y marañón Almuerzos, Cenas

Por Chef Carlos Espinal

Deja un comentario

error: Content is protected !!