• Preparación 15 min.
  • Tiempo Total 45 min.
  • Rinde 12 porciones
  • Dificultad fácil

Descripción de la receta

En las coloridas calles de Honduras, la fragancia de los dulces de tamarindo llena el aire, evocando recuerdos de la niñez y conectando a la gente con su herencia cultural. Estos dulces, a base de tamarindo, azúcar y amor, son un verdadero símbolo de la nostalgia de nuestro país.

Los dulces de tamarindo son mucho más que simples golosinas. Son un legado que ha pasado de generación en generación, un testimonio de la rica historia de Honduras. Estos dulces se preparan habitualmente en hogares hondureños y se disfrutan en ocasiones especiales, como fiestas, ferias y celebraciones familiares.

+Leer más: Fresco de tamarindo

Los dulces de tamarindo evocan recuerdos únicos.

Los dulces de tamarindo evocan recuerdos únicos.

Dulces de tamarindo

Originarios de las calles empedradas de pueblos y ciudades hondureñas, estos increíbles dulces son mucho más que un simple manjar. Cada mordida es un viaje a través del tiempo, llevando a quienes los prueban de vuelta a los días de juegos en las plazas y risas en las cocinas familiares.

Estos deliciosos dulces no son solo una deleite para el paladar, sino también una ventana a la cultura de Honduras. A menudo se encuentran en eventos tradicionales y festivales, donde los lugareños los ofrecen con orgullo a los visitantes. En este sentido, el tamarindo, fruta muy codiciada en nuestra tierra, se revela solo en ciertos meses. Su temporada arranca en enero, persiste en julio y alcanza su plenitud de noviembre a diciembre, culminando el año con su última cosecha.

+Te recomendamos leer: Cheesecake de tamarindo

A medida que los hondureños continúan compartiendo estos dulces con amor y orgullo, se asegura que la nostalgia de Honduras siga viva, permitiendo que las futuras generaciones se conecten con sus raíces a través del sabor inconfundible de los dulces de tamarindo.

VER  Torrejas en miel

Ingredientes

  • 2 libras de tamarindo
  • 2 tazas de azúcar
  • ½ cdita de sal
  • Suficiente azúcar para rebosar

Paso a paso

  1. Pelar el tamarindo y retirar las venas, con las manos apretar la pula para sacar las semillas.
  2. En una olla colocar la pulpa con el agua y dejar que rompa hervor, agregar el azúcar y la sal y dejar cocinando mezclando constantemente con una cuchara de madera, cuando haya espesado retirar y dejar enfriar.
  3. Una vez frio armar bolitas y rebosar en azúcar, servir.

También te puede interesar

45 min. 20 porciones

Empanadas de loroco Almuerzos, Cenas

Por Buen provecho
35 min. 2 porciones

Zapallo relleno al horno Almuerzos

Por Pablo Vindel
15 min. 4 porciones

Martini de menta Bebidas

Por Chef Laura Morales