¿Alguna vez te ha pasado que preparas un platillo pero usaste demasiada sal y como resultado obtuviste una comida salada? Muchas personas creen que si eso pasa, no hay otra alternativa que tirarla a la basura, pero no te preocupes, aquí te traemos cinco trucos infalibles para salvar tus platillos y quitarles ese exceso de sal.

La sal es un elemento esencial en la cocina, pero a veces podemos pasarnos y terminar con platillos demasiado salados. Si te encuentras en esta situación, no te preocupes, hay varias maneras de corregirlo sin comprometer el sabor. Aquí te presentamos cinco consejos prácticos:

+Te recomendamos: 5 snacks saludables para mantener un estilo de vida equilibrado

1. Añadir Ingredientes Neutros:

Introduce ingredientes neutros en tu platillo para diluir el exceso de sal. Puedes aumentar la cantidad de vegetales frescos, arroz no sazonado o pasta sin sal. Estos ingredientes actuarán como «esponjas» para absorber parte del exceso de sal y equilibrarán el sabor general.

+Lee esto: ¿Conoces el arroz de maíz? Un tesoro gastronómico de Honduras

2. Duplica la Receta sin Sal:

Si es posible, duplica la receta sin añadir sal. Esto diluirá automáticamente la cantidad de sal en el platillo. Ajusta las proporciones de los demás ingredientes para mantener el equilibrio de sabores. Esta técnica funciona especialmente bien con sopas, guisos y salsas.

Dar clic en 2 para ver el siguiente:

VER  4 pasos sencillos para crear una mini huerta de cebollas en casa

También te puede interesar

2 porciones

Medallón de cerdo con salsa selva negra Almuerzos

Por Chef Lisandro Calderón
25 min. 3 porciones

Ensalada de arroz de maíz Complementos

Por Chef Carlos Espinal
4 porciones

Ensalada césar con kale Almuerzos

Por Chef Laura Morales