La pizza es un plato relegado en muchas ocasiones a la categoría de la comida rápida y al consumo a domicilio o fuera del hogar. Sin embargo, no hay que tener miedo a enfrentarse a su preparación en casa, ya que es más sencillo de hacer, de lo que parece.

Por lo general, la pizza encanta a la mayoría de la población. Ese delicioso olor que sale del horno cuando se está cocinando, la seducción de los sentidos del queso caliente y fundido, la sensación de su base crujiente y esponjosa, difícil de resistir. Por eso, en este artículo te brindaremos algunos consejos para que la hagas en casa y te quede perfecta y deliciosa.

+Te recomendamos: Pizza parma

Los tomates son la base de la salsa para brindar sabor a la pizza.

Utilizar ingredientes básicos de calidad

Siempre que puedas, opta por ingredientes naturales. Es importante prestar atención al tomate, que debe ser fresco para restar acidez y aportar sabor. Si deseas añadir sabor, puede aromatizar al gusto con albahaca u orégano frescos, que habrá que añadir a la salsa.

El queso mozzarella, otro de los pilares de cualquier pizza, mejor cuando es fresco, aunque que no es fácil de encontrar en cualquier supermercado.Para mejor sabor, es preferible que el queso sea de grasas vegetales con leche de vaca y no una mezcla de quesos. El resto de ingredientes funcionan al gusto, pero lo importante es buscar el equilibrio.

La base de la pizza, es la harina que se utiliza para la masa.

La harina y agua  para la masa

Son los ingredientes base de la masa, y de ellos dependerá la calidad de la pizza. La fuerza (es decir, la capacidad de estirarse de la masa) varía según la harina utilizada, elije una de buena calidad.

VER  Sangrías de sabores y colores

Otro punto a tener en cuenta es el agua que vayas a usar, es preferible que ésta sea agua tibia para que la masa tenga mejor consistencia y sea más fácil estirar.

Debes estirar la masa con un rodillo.

Estirado de la masa

Si se opta por amasar a mano ten en cuenta que el tiempo perfecto oscila entre los 15 y los 18 minutos. En caso de contar con una máquina hay que evitar que la velocidad sea alta, ya que la masa puede tender a deshidratarse.

+Te recomendamos: Pizza sin usar horno

A la hora de estirar, el primer consejo es trabajar sobre una superficie enharinada. La masa ha de ser presionada y empujada en la forma que se desee y hasta que alcance el diámetro adecuado. Si se rompe, es mejor hacer un pliegue o un parche antes que volver a estirarla; de lo contrario, perderá elasticidad y habrá que esperar dos horas para conseguir el mismo resultado.

Puedes jugar con los ingredientes que desees para usar como topping.

No utilizar muchos ingredientes

Otra de las cosas básicas es tener muy claro de que deseas la pizza. Una pizza tiene que llevar una base que puede ser tomate, uno o dos ingredientes, y luego un topping. Ya que poniendo muchos ingredientes a la pizza al final consigues que no te sepa a nada y no puedas diferenciar bien los sabores.

Pocos ingredientes, pero que resulten perfectos al momento de cada mordisco.

Poner los ingredientes frescos al final

Otro truco es el de poner algunos ingredientes crudos una vez que sacas la pizza del horno. De esta manera lo que consigues es que no se tueste el ingrediente en el horno y la pizza tenga mucho más sabor.

Mantén una correcta temperatura en el horno.

Temperatura del horno

Olvídate de las cocciones a temperaturas medias o bajas: el horno, siempre al máximo. Puede sonar sorprendente, pero es una de las claves para que la masa quede crujiente y se cocine en su punto óptimo. La pizza debe estar siete minutos en una posición media y un minuto más en la base del horno, para que quede crujiente. Si hay ingredientes (como ahumados, lomo o marisco) que tienden a una cocción rápida, se añaden a mitad del horneado o en el último minuto.

Con estos consejos puedes probar lo mejor del sabor de la pizza.

Hidratar la masa

Es uno de los secretos más desconocidos y efectivos. A la hora de introducir la pizza en el horno, un pequeño tarro con agua a su lado evitará que la masa pierda su elasticidad durante la cocción. Otro truco, en especial si se trabaja en horno abierto, es pulverizar agua en mitad del horneado para hidratar la masa de su pizza.

VER  La Taberna Artesanal: buena cerveza y buen maridaje

+Más recetas que pizza: Toca aquí

También te puede interesar

1 h 30 min. 15 porciones

Torreja de pinol Entradas, Postres

Por Buen Provecho
30 min. 8 porciones

Tortilla con quesillo y chismol Almuerzos, Cenas

Por Chef Laura Morales Bueso
1 hora 4 porciones

Arroz vegano Complementos

Por Chef Laura Morales

Deja un comentario