La masa madre es una mezcla de harina y agua, que se combina para dejarla fermentar y que con ella se elaboran una gran variedad de deliciosos panes artesanales. Es también un cultivo simbiótico de levaduras y bacterias que se encuentran en la harina de trigo, es decir, es una sustancia susceptible capaz de provocar una fermentación.

+Lee también: Pizza Italiana

Se dice que el origen de la masa madre de pan fue en Egipto, cuando un cocinero egipcio olvido una masa de harina y agua, el tiempo cambio su aspecto convirtiéndose más hinchada y ácida. De esta manera nace el primer pan.

Prepara masa madre para utilizar como levadura en tus panes artesanales.

Beneficios de la masa madre:

  1. Mayor contenido en vitamina B: por su compleja composición alberga esta vitamina y tiene un balance de proteínas en ácidos grasos.
  2. Mejor contextura y sabor: esto debido a que la levadura es natural y las bacterias que intervienen en su proceso de la elaboración y fermentación genera aun alto contenido en fibra.
  3. Ayuda a mejorar la digestión: propicia que las bacterias en la levadura tengan una misión importante: pre-digerir el almidón de los granos.
  4. Libre de Gluten: al momento de preparar la masa lleva mucho tiempo y esto ayuda que se descomponga el gluten.
  5. Ciertamente al utilizarla obtenemos muchos beneficios en la salud ya que, al consumir panes elaborados con la masa, no estaremos asegurando el aporte de todos los minerales.
  6. Los fermentos: esta es una bacteria son probióticos y este ayuda a la flora intestinal.

Para elaborar nuestra masa madre en casa necesitaremos los siguientes ingredientes: puedes utilizar harina integral o de centeno, necesitaremos agua. Este es un proceso natural lento ya que en él se va desarrollando mucho sabor y olor.

VER  ¿Cómo incluir la sábila dentro de tu alimentación diaria?

+Te recomendamos: Pan integral

El pan con masa madre tiene muchos más nutrientes que tu cuerpo aprovechará.

Procedimiento:

  1. Misma cantidad de agua y harina luego se amasa y se deja en temperatura ambiente a lo largo de varios días (puede varias de tres días a una semana). Toma en cuenta que el agua que utilizarás no sea de la llave y no tenga cloro, aconseja la chef Angie Relyea.
  2. Hay que amasar hasta llegar a su punto. La refrigeras por tres días, en ese tiempo ella se activa, las bacterias se multiplican y se alimenta de sus proteínas.
  3. Si vas a utilizar todos los días, no debes refrigerarla debes de dejarla a temperatura ambiente de 22°.

Por tanto, el este pan produce vitaminas naturales caen de manera más liviana al estómago, es un pan que nutre y tiene mucha personalidad, con un agradable sabor y olor.

También te puede interesar

15 min. 4 porciones

Bruschettas con tomates horneados Cenas, Desayunos, Entradas, Snacks

Por Buen Provecho
25 min. 6 - 8 porciones

Pinol con leche Bebidas

Por Chef Nelly Handal
10 min. 2 porciones

Coquito Bebidas

Por Chef Carlos Espinal

Deja un comentario