Tajine de Cordero

El Tajine de Cordero es un plato tradicional de la cocina del norte de África, especialmente popular en Marruecos. Se caracteriza por su mezcla única de especias y sabores, que se combinan en un guiso aromático y reconfortante. El plato se llama así por el recipiente en el que se cocina, también llamado tajine, que es una cazuela de barro con tapa cónica que ayuda a retener los jugos y aromas durante la cocción. El tajine de cordero se prepara con trozos de carne de cordero, cebolla, ajo, especias como canela, cúrcuma, comino y jengibre, además de ciruelas pasas y almendras, que le aportan un toque dulce y crujiente.

Para preparar el tajine de cordero, primero se dora la carne en el tajine con un poco de aceite hasta que esté dorada por todos lados. Luego, se añaden la cebolla y el ajo picados, y se cocinan hasta que estén tiernos. A continuación, se agregan las especias y se mezclan bien con la carne y las verduras. Se añaden las ciruelas pasas y las almendras, junto con un poco de caldo de carne, y se tapa el tajine. Se cocina a fuego lento durante aproximadamente una hora, o hasta que la carne esté tierna y se haya formado una salsa espesa y aromática. El tajine de cordero se sirve tradicionalmente con cuscús o pan de estilo marroquí para absorber los jugos y disfrutar de todos los sabores.

+Te puede interesar: Kefta kebab de cordero 

La cocina mediterránea es más que una simple dieta; es una forma de vida que celebra los alimentos frescos, los sabores auténticos y la compañía en la mesa. Al incorporar estos platillos mediterráneos en tu dieta diaria, no solo disfrutarás de comidas deliciosas, sino que también contribuirás a tu bienestar general.

VER  10 consejos para evitar tener hambre a todas horas en el trabajo

También te puede interesar

20 min. 3 porciones

Spritz de arándanos, naranja y pepino Bebidas

Por Chef Carlos Espinal
1 hora 1 porciones

Mermelada de mora Complementos, Desayunos, Snacks

Por Buen Provecho
35 min. 4 porciones

Tazas de pepino con dip Snacks

Por Cecilia Castillo