El ajo en pasta es un ingrediente muy práctico para utilizar en distintas recetas. Además, puede utilizarse como un saborizante para panes y mantequillas. El ajo en pasta puede encontrarse en supermercados de manera comercial, pero de este modo contiene conservantes y aditivos que eliminan muchas de las propiedades beneficiosas de sus ingredientes. Por eso, la mejor manera para consumirlo es haciendo la pasta en casa con ajos frescos.

Existen distintas maneras de preparar el ajo en pasta, todo depende de la función que se le vaya a dar. Hay quienes agregan hierbas aromáticas, pero el ingrediente principal siempre será el ajo blanco fresco.

Mi receta clásica es bien sencilla y solo necesitas:

  • 3 cabezas de ajo fresco
  • ½ cucharadita de sal marina o sal regular
  • 5 cucharadas de aceite (de tu preferencia)

 

Para hacer las pasta sólo debes pelar los ajos, partirlos por mitad y extraer la vena del centro. Luego, se debe licuar o procesar los ajos junto con el aceite y sal. Una vez lista la pasta almacenarla en un envase de vidrio esterilizado y con tapa hermética.

Un dato curioso acerca del ajo es que contiene alicina un conservante natural que no permite proliferación de bacterias, la cual puede durar de seis meses a un año nuestra ajo en pasta en la nevera, siempre y cuando esté bien almacenada.

VER  17 recetas de salsas para realzar el sabor de tus platillos

También te puede interesar

15 min. 2 porciones
5 h 30 min. 8 porciones

Tarta de chocolate y almendras Postres

Por Buen Provecho
35 min. 6 porciones

Quinoa con vegetales mediterráneos Complementos

Por Chef Laura Morales

Deja un comentario